La gimnasia, la magnesia y el cansansio

1010, 2014

I’m fixing a hole where the rain gets in
And stops my mind from wandering
Where it will go

The Beatles, Fixing a hole, Sgt Peppers Lonely Hearts Club Band, 1967

_________________________________________

No hay que confundir la tristeza con el cansancio,

tanto como no hay que hacerlo

con la gimnasia y la magnesia,

con las tonalidades del azul

ni con las diferentes corrientes marinas;

todas pueden llevar a la muerte.

Un azul funk demasiado veloz,

y se te para el corazón;

un blues demasiado oscuro

y puedes caer en

un agujero

al centro de ti mismo.

Cerrar las ventanas durante el día

porque son las nueve de la tarde

y aún hay luz,

es infinitamente mejor

que cerrarlas

porque se ha trabajado toda la noche

y habrá que trabajar

a la noche siguiente,

debiendo no ser

cuando todos son.

Conocer el cansancio

implica saber acostarse,

parece simple,

pero desconectarse

realmente,

es cada vez más complicado,

el teléfono suena,

la computadora lanza

onomatopeyas,

cuando yo sólo quiero

escuchar música.

A veces cierro las cortinas

pero olvido cerrar las

ventanas

que acaban por despertarme

con una pantalla emergente

que promete riqueza,

con un virus maligno,

troyano o espartano,

con la actualización de no sé qué

programa que seguramente

no necesito

o con porno de mala calidad.

La cierro cuando me acuerdo,

ser un adulto que vio mucha

televisión cuando fue niño,

deja sus marcas

en el comportamiento con las pantallas,

la luz y los sonidos.

Pero trato de no ponerme azul

sólo porque he trabajado

más de lo legal,

y es normal

que me duelan las piernas,

que me enferme seguido,

que pase del calor al frío,

porque es mi trabajo.

Medicina de sueño

es el único atajo para

no decirme que he hecho poco

sólo porque no he tenido

tiempo de ser,

estando en el trabajo.

Por eso voy a cerrar de una vez

todas las ventanas,

a apagarlas para que se mueran

y se vuelvan muros;

y me deje dormir,

porque no necesito

nada de lo que me ofrecen,

sólo descansar.

Hoy he vivido cada minuto

hasta agotar mi cuerpo,

no me quedan más palabras,

cuidar adolescentes

es tarea de oradores,

trabajar en un hotel también

y de la mi garganta

sólo salen ruidos.

Me he quedado sin voz,

mejor me callo y

dejo de dar consejos sobre

descansar

que no cumplo ni yo.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

w

Connexion à %s