Eran y no eran

Yo los vi,
seguros de sí,
creyendo que nada les falatará nunca.
Qué pobre aquel que cree que lo tiene todo ;
algún día nos veremos,
para fumar con mi amigo vagabundo,
y te compartiremos un tabaco
en la banqueta,

con o sin, a cada quién su primera vez,

Con o sin libélula

La boutique

Cortázar y su perro

Pour moi, l’amour,

c’est toi qui m’attends

à la sortie de la boutique,

sans me dire comment être,

ni quoi ressentir,

ni moi à toi.

Ni de me calmer,

ni de foncer,

ni en espagnol,

ni en français,

Dans ce Paris masqué

et sans bal.

Covidal.

Toi, tu aimais l’intempérie,

les clopes

et voir les gens passer ;

et moi, les échanges

au gré du vent,

avec les artisans

qui nous nourrissent

et nous délectent.

Et tu attendais ;

chacun dans son monde,

et on repartait après,

flâner.

Ser irresponsable

No leas los contratos,

confía en la gente

y en las instituciones.

Deja pasar el tiempo

para hacer lo que tienes

o quieres hacer.

Piensa que mañana siempre será mejor.

No te alimentes bien,

aún eres joven.

Cree que eres eso justamente.

No hagas cuentas exactas,

no mires el cambio que te dan

en el mercado, ni en la vida.

Lava tu ropa con la lluvia,

planta flores en vez de trabajar,

fabrica lámparas que no

necesitas.

Olvida que este mundo es cruel,

y sal a la calle sin mirar al cruzarla.

Y, sobre todo,

no pienses en el futuro,

todavía no existe.

Ya veremos después.

Cuando se acabe el Covid…

Si sucede.

Me da igual,

seguiré siendo irresponsable.