Tregua

La fiebre de un sábado azul
y un domingo sin tristezas.
Esquivas a tu corazón
y destrozas tu cabeza,
y en tu voz, sólo un pálido adiós
y el reloj en tu puño marcó las tres.
El sueño de un sol y de un mar
y una vida peligrosa

______________________________

Seru Giran, Viernes 3 am, La grasa de las capitales, 1979

________________________________________________

Y quizá dirás aún que no te quiero, que mi silencio te mata. O que no me muevo a pesar de hacer mucho ruido. Quizá es sólo que soy como las castañas y las nueces. El ruido tiene su encanto puede ser hasta música. Las balas de salva son una ficción, me gusta la ficción. La realidad está ahí de cualquier manera.

Trágame, disuélveme en ácido, arráncame una costilla y ponla a asar. De cualquier manera no tengo alas, las costillas están de más. Me quedo con las cosquillas que no están en ninguna parte.

Punto en el frente, punto en la frente, arremete contra mí, para que el sueño sea liviano, para que la angustia que precede el final de un día, no me desgaje como la corteza de un árbol, con las entrañas al aire sintiendo el aire demasiado frío, el agua demasiado húmeda, evaporándose de mi piel.

Déjame diluirme en un olvido antes de hacerme recordar. Dame la tregua que me permita escuchar de nuevo mi voz en vez de la tuya, tu aroma en vez del mío. Acabamos de sufrir el accidente de un adiós, es desgraciado, pero no letal. Déjame lamer mis heridas antes de lamer las tuyas, sólo tengo una lengua y ahora hay poca saliva. La paliza fue fuerte, de esas que te hacen pensar en la muerte y tapizan tus sueños de naufragios. Es imposible salvar al otro sin ahogarlo y ahogarse en el intento. Queda entonces el sueño de un sol y de un mar, y una vida peligrosa.

______________________________________

Este texto me hace pensar en esta canción del músico tunecino Anouar Brahem, del disco Vague (2003) Lire la suite

Sembrando bicicletas por si acaso

Bicycle races are coming your way
So forget all your duties oh yeah
Fat bottomed girls
They’ll be riding today
So look out for those beauties oh yeah
On your marks, get set, go!
Bicycle race bicycle race bicycle race
Bicycle bicycle bicycle
I want to ride my bicycle

Queen, Bicycle race, 1978

_______________________________________________________________

Aquella tarde estival, el calor había subido quince grados con respecto al día y las semanas anteriores. Por esta razón, el número de personas en la calle había aumentado en plaza del Ocho de mayo de 1945, en los suburbios de la región parisina, como en cualquier punto donde la gente tome el metro para evitar el calor de sus diminutos apartamentos.

Vistos desde arriba, se mueven como puntos más o menos caóticos o más o menos ordenados. Evitan tocarse lo más posible. Si se tocan se malhumoran, si no se han hablado antes. Las razones que tienen entonces para actuar con una entalpía tan alta son distintas a las del invierno. Durante el verano, no caben en sus cuerpos y, durante el invierno, sus cuerpos no son suficientes para calentarlos.

Pasar de un estado al otro era gradual, antes de que el calentamiento global que provocaron con sus mejores inventos del siglo XX, contaba con una primavera regular. Por lo que cuentan cuando se hablan, parece que las estaciones están perdidas, como si las hubieran bajado del pedestal donde la evolución de la Tierra las puso y hubieran perdido la concepción de su propio cuerpo. Por eso ahora hay inviernos gordos de nieve, veranos flacos de agua, primaveras enanas y otoños escuálidos.

Son curiosos los individuos. Se dan cuenta puntualmente de las cosas absurdas, pero sus actos siguen siendo suicidas de forma colectiva. De pronto parece como si nadie comprendiera que viven en una esfera, en un sistema cerrado gracias al cual la vida existe. La mayoría sabe ya que no se debe encender el motor si el escape da hacia el interior y las ventanillas están cerradas. John Kennedy Toole sabe bien de eso y de la Conjura de los necios (A confederacy of dunces, 1962).

Pero no siempre se agreden tratando de circular, algunos van en busca de otros para preguntarles cosas: “Perdone, ¿dónde está la calle Franklin?”; “buenos días, disculpe, ¿el tranvía en dirección Bobigny?”; “ ¿tiene encendedor que me preste?” o “Hola, una pregunta, ¿cuánto pagaste por tu bicicleta?”.

Entre todos los elementos, algo se conjugó en el universo para que aquella pregunta diera lugar al dialogo siguiente:

  • Trescientos euros.

  • Es una buena bicicleta, dijo aquel para quien la presencia de aquella bicicleta abrió una serie de puertas que estaban cerradas ante las demás bicicletas; o quizá aquel individuo que olía a alcohol de antes de mediodía le decía lo mismo a todos los propietarios de bicicletas que le parecen buenas. Eso nunca lo sabremos, pero esto sí:

    Lire la suite

Ville de pauvres coeurs / Fito Paez (1987)

This world is going up in flames
And nobody wanna take the blame.
Don’t tell me how to live my life,
when you never felt the pain.

Charles Bradley, No time for dreaming, 2011.

Dans cette putain de ville, // En esta puta ciudad,

tout prend flamme et s’en va, // todo se incendia y se va,
Ils tuent des pauvres cœurs. // matan a pobres corazones.

Dans cette sale ville, // En esta sucia ciudad,

il ne faut ni continuer ni s’arrêter, // no hay que seguir ni parar,
ville de cœurs fous. // ciudad de locos corazones.

Je ne veux pas sortir fumer, // No quiero salir a fumar,
je ne veux pas sortir dans la rue avec toi, // no quiero salir a la calle con vos.
Je ne veux pas commencer à penser // No quiero empezar a pensar
qui mit l’herbe dans le vieux tiroir. // quién puso la yerba en el viejo cajón.

Bonne journée, Lexotanil1 // Buen día Lexotanil,
Bonne journée, Madame; Bonne journée, docteur // buen día, señora; buen día, doctor.
Maudit soit ton amour, //Maldito sea tu amor
ton immense royaume et ta douleur tant voulue // tu inmenso reino y tu ansiado dolor.

Qu’est-ce que tu veux de moi? //¿Qué es lo que quieres de mí?
Qu’est-ce que tu veux savoir? // ¿Qué es lo que quieres saber?
Tu ne me verras pas à genoux. // No me verás arrodillado.

Ils disent que ce n’est plus moi, // Dicen que ya no soy yo,
que je suis plus fou qu’hier, // que estoy más loco que ayer,
Et ils tuent des pauvres cœurs. // y matan a pobres corazones.

—-

1 sédatifhypnotique anxiolytique

Traduction Pavel García