Nube de muela

Otra vez ese olor a muela caliente

que se desmorona bajo los ciclos del esmeril

miniatura,

Esa superficie

lo suficientemente dura,

áspera,

de estampida en una estampilla,

como para reducir mi muela a ese polvo

que tragaba con el agua de su proyectil integrado,

o que veía flotar por un instante,

acostado,

nube de muela,

antes de desaparecer dejando sólo la base

rodeada por una encía desproporcionada.

Especie de desnudez.

En su honor,

se colocarán dos cimientos metálicos minúsculos,

encastrados en donde, en tiempos mejores

hubo raíces y nervios, y ahora habrá cemento.

Se coronará la obra con una pieza de porcelana:

Los pecados sanitarios y el aprendizaje

de hacerse cargo de uno mismo

quedan perdonados con esta coronación, Lire la suite